jueves, 20 de febrero de 2014

CORRECTORES: USOS Y TIPOS

Buenas!!! 

Hoy he decidido hablar un poco sobre los correctores. 

Cuando te das cuenta de todos los tipos de correctores que hay  en el mercado para disimular imperfecciones, puedes volverte loca para saber qué usar y cómo hacerlo. 





Personalmente, me parece muy complicado encontrar el corrector ideal, hay que besar muchas ranas para encontrar el rey de los correctores...:))) 
Si lo que quiero es corregir ojeras, tiene que: 
  • cubrir sin acartonar.
  • aportar luminosidad.
  • permanecer en su sitio el máximo de horas posible sin hacer pliegues.
  • adaptarse perfectamente al tono de piel.
  • buena relación calidad/precio

Cuando vas a una tienda a comprarlo, me parece que se da muy  poca información sobre la utilización de estos productos, así que, después de investigar un poco sobre el tema, voy a contaros lo que me ha parecido más relevante.

Pues venga, comenzamos!!

Un corrector es  un producto que puede tener diversas texturas y nos permite solucionar los diferentes problemas cromáticos de la piel, así como sus correcciones. Es decir, disimula imperfecciones como ojeras, manchas, marcar de acné, rojeces, cicatrices, capilares rotos, granos, venitas...

Los podemos encontrar en diferentes formatos:

BARRA SÓLIDA:  recomendables  para disimular imperfecciones que necesiten una cobertura amplia. La textura de estos correctores es espesa y ligeramente seca, no son  muy fáciles de difuminar por lo que puede crear lineas marcadas que sean muy visibles.








CREMA:  misma cobertura que los de barra solida pero tienen  más agentes hidratantes lo que hace que sean perfectos para la zona de las ojeras porque son más delicados con la piel y  se difuminan fácilmente. La textura es cremosa 
Son los que más me gustan porque puedes
llevar todos los tonos en una paleta. 
Para mí son los más prácticos.





LÍQUIDOS: cobertura de media a alta y fáciles de difuminar.















LÁPIZ: para cubrir pequeñas imperfecciones como pecas, venitas o granitos etc...son muy útiles para dibujar el contorno de los labios y el contorno de las cejas.










POLVO: para cubrir granitos, su  textura es ideal para piel grasa. Si son correctores minerales la cobertura es más amplia.  La textura seca del polvo es ideal por que no irrita los granitos.








MOUSSE: amplia cobertura y textura ligera, normalmente este tipo de texturas se convierten en polvo al contacto con la piel, por eso son  adecuados para matificar la piel.






No hay que confundir un corrector con un  iluminador. El iluminador sirve para resaltar zonas bonitas o iluminar otras más hundidas. Son instrumentos de maquillaje complementarios. Cada uno tiene una misión diferente y se debe aplicar en lugares distintos del rostro. 
Dependiendo del color utilizado podremos corregir:
VERDEideal para neutralizar los rojos  camufla las manchas, rojeces.
AMARILLO:  ideal para neutralizar lilas, camufla manchas lilas, ojeras, y también se puede utilizar para dar puntos de luz en pieles oscuras.
BLANCO: unifica el tono en pieles muy pálidas y da puntos de luz.
BEIGE: para dar puntos de luz y volumen
NARANJA: camufla manchas marrones, ojeras azuladas con volumen y zonas oscuras. Es ideal para tapar un tatuaje.
MARRÓN OSCURO:para sombrear (contornear) y disminuir el volumen, como por ejemplo disimular una nariz ancha.
MORADO-LILÁCEO: camufla tonos de piel amarillo.
Para entender mejor la utilización de los correctores, nos fijamos en el círculo cromático y vemos que el opuesto de cada color es lo que se corrige. Es decir, el opuesto del rojo es el verde, el del lila el amarillo...
Hay que utilizar correctores distintos según el tipo de piel y el problema a tratar: Depende del tono de nuestra ojera, si tenemos una piel oscura, nuestra ojera  será marrón por lo que el corrector de ojeras debería ser de un tono amarillento, y éste nos valdría para corregir rojeces o granitos si no son muy pronunciados. Por el contrario, si nuestra piel es blanca, tendremos una ojera azulada o morada, y el corrector salmón o rosado que vamos a usar para corregirlas, no será adecuado para el resto de imperfecciones del rostro
El corrector lo podemos aplicar y difuminar con brochas que sean de fibras sintéticas, directamente del aplicador del envase, con los dedos o con esponjas cosméticas. Se debe colocar directamente sobre la zona que queremos disimular y se difumina dando ligeros golpecitos (con el dedo anular sin mucha fuerza en la zona de la ojera porque ya sabemos lo delicada que es). El corrector para camuflar el tono de piel  se puede colocar antes o después de la base de maquillaje, los correctores de colores se deben de aplicar antes  para que la base de maquillaje cubra el producto y no deje ningún rastro de color, es importante que al final sellemos el corrector y la base con polvo.

Bueno, pues esto es lo que me parece más importante a la hora de elegir un buen corrector y cómo utilizarlo. 
Cada persona tiene un tipo de piel diferente y por eso necesitará probar diferentes formatos hasta llegar al ideal.
Espero que no se os haya hecho pesado y que os sea útil. Si tenéis alguna duda o pregunta ya sabéis que estaré encantada de contestaros.

Ya sabéis que nos podéis seguir en instragram: maquilla_3 y podéis suscribiros(arriba, en la cajita a la derecha) al blog para estar al tanto de todas las publicaciones que nos hace mucha ilusión.

Alicia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

DINOS QUÉ TE HA PARECIDO ESTA ENTRADA ¡ESCRIBE UN COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...